Las navidades son una excusa perfecta para comprar ese equipo que falta en tu salón. Una época en la que se suceden las ofertas y los lanzamientos que te dejan con la miel en la boca. La gran mayoría de los portátiles y los dispositivos 2 en 1 (tablet y portátil) que están llegando al mercado integran el sistema operativo Windows 8. Pero esta plataforma ha recibido desde su lanzamiento tantas (o más) críticas como elogios. Así las cosas, ¿merece la pena comprar uno de estos equipos a día de hoy? Hemos decidido reunir cinco motivos por los que merecería la pena apostar por esta plataforma, y otros cinco por los que quizás te convendría esperar. En tu caso, ¿qué pesa más?

acer_p255_k_1_1_2_1

Cinco argumentos a favor

1.    ¡Viva la versatilidad!

Puede que este sistema no despierte muchas simpatías, pero es innegable que Windows 8 se ha convertido en una puerta a un gran número de propuestas originales que tratan de exprimir todo el jugo a la interfaz táctil del sistema. Portátiles con pantalla táctil, pantallas giratorias o dispositivos dos en uno que pueden funcionar como tablet o como un portátil tradicional. Equipos como el AcerAspireSwitch que llegan para quitar las telarañas de un mercado que parecía haber llegado a un punto muerto.

2.    ¿Has dicho táctil?

Si quieres comenzar a descubrir el mundo táctil en tu portátil, ésta es la mejor plataforma para seguir disfrutando de las aplicaciones de escritorio de toda la vida… y para navegar o descubrir nuevas apps con los dedos.

3.    Rapidez y estabilidad

Microsoft ha mejorado el rendimiento de este sistema para que sea mucho más rápido al iniciar y se pueda trabajar fluido incluso con los modelos más limitados técnicamente. Además, este sistema también ha popularizado el uso de las memorias en formato SSD (aunque no es exclusivo ni mucho menos de Windows 8). Este tipo de memorias aceleran mucho el arranque del sistema y el acceso a las aplicaciones.

4.    Opciones avanzadas de control

Éste es un punto sobre el que no se ha hablado lo suficiente, seguramente por el ruido que ha hecho la nueva interfaz táctil. Pero Windows 8 cuenta con varias opciones que pueden resultar muy útiles para los usuarios más avanzados. Por un lado, tenemos un administrador de tareas al que se le ha lavado la cara y en el que, por primera vez, podremos comprender a qué aplicación pertenece cada proceso abierto. Además, a través de esta herramienta también se pueden determinar qué aplicaciones se abren con el arranque de Windows. Por otro lado, Microsoft ha incluido varios modos rápidos para poder refrescar el sistema (en caso de que no funcione bien) o devolverlo a sus valores de fábrica. En unos minutos y sin necesidad de utilizar un disco de instalación.

5.    Una segunda vida para el ratón

Sí, es verdad que Windows 8 sacrifica el menú de inicio. Y que su uso con ratón resultaba bastante confuso. Pero Microsoft arregló (al menos parcialmente) este desaguisado con su actualización Windows 8.1 Update. Ahora, cada vez que arrastramos el ratón a la parte inferior de una app veremos la barra de tareas con iconos de todos los procesos abiertos. Y en la parte superior contamos con botones para minimizar o cerrar la app. 

acer_p255_k_2_1_2

Cinco argumentos en contra

1.    Adiós al menú de inicio

Sí, amigos. Microsoft hizo desaparecer el menú de inicio de Windows 8. Una decisión tan polémica como arriesgada que ha recibido muchas críticas. Aunque uno termina por acostumbrarse al nuevo sistema de esquinas, si has vivido toda tu vida con el menú de inicio probablemente no lleves muy bien este cambio.

2.    Windows 10

Y es Windows 10 y no Windows 9 porque Microsoft ha decidido dar un salto directo (cuestión de marketing). Este nuevo sistema operativo verá la luz a lo largo de este 2015 y promete, entre otras cosas, recuperar el menú de inicio. Un motivo para esperar que puede no ser tan necesario, ya que todo indica que los usuarios con Windows 8 podrán actualizar su equipo de manera gratuita.

3.    Si quieres un portátil tradicional…

Probablemente no encuentres muchas ventajas en comprar un portátil con Windows 8. Windows 7 es un sistema maduro y estable con un funcionamiento más que notable para este tipo de equipos de escritorio.

4.    Si buscas un tablet en exclusiva para apps y navegar

En el mundo de las apps, Windows todavía tiene que dar muchos pasos para estar a la altura frente a Android o el iPad. Su tienda de aplicaciones ha crecido bastante, pero la calidad y la cantidad de la oferta sigue siendo bastante limitada.

5.    Si no vas a usar la pantalla táctil

Windows 8 pierde bastantes puntos en aquellos equipos en los que no se cuenta con funcionalidad táctil, aunque la compañía ha trabajado bien con su última actualización Windows 8.1 Update para mejorar el uso del ratón.

Mantente al día de las novedades de AcerOnline en Facebook Twitter. ¡Visita nuestra tienda online y si tienes dudas, consúltanos: estaremos encantados de recomendarte la mejor tecnología para tu negocio y tu hogar!

Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *