Hoy en día, cada vez son menos los hogares que no tienen una conexión a la red. Internet se ha convertido en una herramienta crucial en nuestro día a día y el uso de un router para aprovechar la conexión WiFi nos permite acceder desde cualquier rincón de la casa. No obstante, nuestra red WiFi se puede enfrentar a numerosos problemas que merman su rendimiento y que hacen que nuestra relación con la red sea tortuosa. Para solucionarlo, te traemos algunos trucos sencillos que te resultarán muy útiles para mejorar la velocidad de conexión que alcanzas con tus dispositivos. O al menos, para tener una señal más estable. ¿Merece la pena intentarlo, no?

 wifi1

La colocación del router

Éste es un tema del que generalmente no hacemos mucho caso y que puede ser la diferencia entre una buena y una mala señal de WiFi. En primer lugar, hay que tener en cuenta que si estamos usando varios dispositivos electrónicos en la casa lo mejor es buscar la habitación que se encuentre en el punto central del hogar. Hay muchos routers que no son un prodigio técnico y que pueden no llegar muy lejos en la señal (de hecho, hay numerosos casos en los que la señal de un router colocado en un extremo del apartamento no llega a la habitación más alejada).

Pero además, hay otro punto que tenemos que tener muy en cuenta. El router debe colocarse en un lugar de la habitación que no cuente con muchos obstáculos. Tener el router en un rincón o debajo de un escritorio puede provocar que la señal se debilite mucho incluso en la habitación de al lado.

 

Actualiza el router y cambia el canal utilizado

Otro de los consejos que pueden suponer mucha diferencia consiste en tener al día los drivers de tu router. Es posible que el fabricante haya desplegado mejoras para que su equipo rinda más y no pierdes nada por comprobarlo. Además, también podemos acudir a la configuración del mismo y mirar el canal que se utiliza por defecto. Es probable que nuestros vecinos también utilicen el mismo canal y se estén produciendo interferencias, así que no perdemos nada por probar un canal diferente a ver si mejora la velocidad de conexión.

 

Cambia la contraseña

password

No queremos ser agoreros, pero hay muchos vecinos “simpáticos” que se dedican a robar la WiFi de los que les rodean. Y lo hacen con programas que rastrean las conexiones y prueban las contraseñas que vienen con defecto con cada router. Así que lo mejor que puedes hacer para evitar esta situación (incluso si no aprecias un descenso en la velocidad de red) es cambiar la clave cuanto antes si sigues utilizando la misma que el día que recibiste el aparato.

 

Utiliza un repetidor

Esta puede ser una excelente solución para pisos o casas grandes en los que haya puntos negros o habitaciones en los que apenas llega la señal WiFi. Se trata de dispositivos que suelen tener precios bastante competitivos (en torno a los 40 euros) y que nos pueden dar mucho juego. La clave está en colocarlos en la distancia justa para que sigan recibiendo bien la señal del router y puedan desplegar la red más lejos. En la web puedes encontrarlos por menos de lo que imaginas. Además, es la solución definitiva a cómo mejorar la señal wifi en casa cuando todo lo demás falla.

 

Aprovecha las nuevas tecnologías

Si acabas de comprar un router hace poco tiempo, es probable que ya sea compatible con el estándar WiFi AC. Este protocolo opera de manera simultánea en el ancho de banda de 2,4 GHz (el que utiliza la inmensa mayoría de equipos electrónicos) y el de 5 GHz, más rápido y estable. Claro que para aprovecharlo también necesitas un ordenador o dispositivo móvil compatible (o un adaptador). Pero merece la pena perder unos minutos comprobando si puedes usarlo.

 

Como ves, no son trucos muy complejos pero pueden suponer la diferencia entre disfrutar de Internet u odiarlo. ¿Te animas a probar?

Accesorios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *